15 enero 2006

El juicio de Judas Priest


El 23 de diciembre de 1985, James Vance y Ray Belknap, dos chavales de Reno, en Nevada, intentaron suicidarse pegándose un tiro en la cabeza con una escopeta del calibre 12, después de pasar varias horas escuchando el disco "Stained Class" de Judas Priest. Uno de ellos lo consiguió pero el otro sobrevivió durante tres años con la cara grotescamente deformada por el impacto del proyectil. Los padres de los jóvenes demandaron al grupo Judas Priest acusándolos de ser los responsables del intento de suicidio y alegaron durante el juicio, celebrado en el verano de 1990, la existencia de un mensaje subliminal que decía "do it" (hazlo) en la canción "Better by you, better than me", lo cual habría provocado el intento de suicidio. Uno de los suicidas dejó en su dormitorio una carta que decía que la música de Judas Priest mermaba su capacidad de pensar y que le obligaba a hacer lo que iba a hacer. Al final, el grupo logró demostrar que el mensaje subliminal era en realidad un efecto respiratorio del cantante, Rob Halford, y que los jóvenes sufrían problemas con las drogas, y la causa fue desestimada. En una entrevista los miembros del grupo comentaron que si hubieran querido insertar mensajes subliminales en su música, habrían preferido poner "compra más discos nuestros", ya que matar a sus fans sería contraproducente.

Safe Creative #1208232163060
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba