16 enero 2008



Jared Leto, actor y líder de la banda de rock 30 Seconds to Mars, tuvo que engordar 45 kilos para interpretar el papel de Mark Chapman, el asesino de John Lennon, en la película independiente "Chapter 27", que dirigió el debutante J.P. Schaefer, acerca de los días previos al asesinato del mítico Beatle. Para ganar este peso comió helado derretido en el microondas mezclado con salsa de soja y aceite de oliva cada noche para inflamarse cada vez más. Como resultado, en ocasiones tuvo que usar una silla de ruedas para moverse por el estrés. El fotógrafo Terry Richardson, retrató a Leto para la revista Purple Magazine en ambos momentos. Las fotos tienen 6 meses de diferencia. Las de un Leto obeso se tomaron cuando el rodaje estaba en marcha, y las de Leto visiblemente delgado, una vez que este ya había finalizado y según el actor, ya había conseguido volver a su "sexy old self", algo así como a su "antigua imagen sexy". Para perder el peso extra siguió una dieta a base de agua con limón, pimienta de cayena y sirope de arce, y no comió nada en los primeros 10 días de la dieta. Como resultado de ganar y perder peso tan rápido, Jared Leto desarrolló gota en su pie izquierdo.

Safe Creative #1310208798432
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba