02 enero 2008


Lemmy Kilminster, líder de la legendaria banda de heavy metal Motörhead, tuvo que pagar una multa de 100 libras por fumar un cigarrillo en el escenario. El grupo estaba teloneando a Alice Cooper en el Hallam Arena de Sheffield, en Inglaterra, cuando Lemmy encendió un cigarrillo. En Inglaterra, está prohibido fumar en lugares públicos, provocando que sean muchos los rockeros que han quebrantado la ley. Los Sex Pistols también fueron multados durante un concierto en el teatro de la Brixton Academy, al sur de la capital británica, cuando varios de integrantes del grupo comenzaron a fumar sobre el escenario. Johnny Rotten, vocalista del grupo, desafió la prohibición pública y llamó al resto de los espectadores a seguir su ejemplo. "No puedo creer que ustedes allí en el público no estén fumando. ¿Qué tipo de país es este si ni siquiera se puede fumar?".
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba