15 febrero 2008

Ted Nugent, el depredador


Ted Nugent, el famoso guitarrista de Detroit, pocas veces es noticia por algo relacionado con la música pero sí por su afición a las armas y por cazar su propia comida. Posee 350 armas de fuego, incluidos UZI y AK-47, y no se corta a la hora de disparar por la ventanilla de su furgoneta. Cerca de su casa, tiene dispuestas varias figuras a tamaño real de lobos, coyotes y osos con las que practica su puntería. También se fabrica sus propias flechas, porque en algunas ocasiones le gusta cazar con arco. Además es un acérrimo defensor del derecho de portar armas, de usarlas contra los maleantes y de cazar su propia comida. Así lo contó él mismo en una ocasión: "Quiero que mueran los secuestradores. Quiero que mueran los violadores. Quiero que mueran los ladrones. Quiero que mueran los tipos malos. Sin casos en las cortes. Sin libertad condicional. Sin liberación anticipada. ¡Los quiero muertos! Tengan un arma y, cuando los ataquen, ¡disparen! Lo que me empuja a cazar es que soy un pensador consciente del espíritu de libertad, independencia y además de autosuficiencia. Quiero vivir mi vida con mis propias manos. Encuentro estúpido que la gente deje que extraños manipulen su comida. Mi salud viene del combustible que va a mi cuerpo y a mi espíritu. He llegado a la determinación en mi vida de que usaré los regalos de Dios para proveer de puras, saludables, naturales y orgánicas proteínas para mi familia. Soy un depredador. No necesito contratar a nadie para que mate un atún, mate pollos o mate una vaca o un cerdo, y me niego a permitir que un extraño mate por mí. Creo que hay tanta carne increíble y sana... Una de mis favoritas es la del urogallo, que es tan difícil de cazar, tan rápido, tan escurridizo, que cuando lo coges... Quizá sólo es psicológico porque es tan difícil de coger, es tan precioso cuando lo coges que hay algo en la carne del urogallo con ajo y mantequilla que es comida sexual para el espíritu. Eso es lo que mi familia come todos los días, comemos exclusivamente carne salvaje. Cultivamos nuestra comida, cortamos nuestra leña, plantamos nuestros árboles, pescamos nuestros peces y comemos carne de venado todo el tiempo. La comida en nuestra casa es una fiesta, hacemos una barbacoa, hacemos un gran fuego, cocinamos al aire libre. La receta que usamos en toda nuestra carne es muy simple: matas un animal, le arrancas la carne de los huesos y las lanzas al fuego. También nos encanta envejecer nuestra carne y colgarla en el almacén, sazonarla con ajo, vinagre de manzana, pimienta y sal. No importa el tipo de carne, puede ser pavo, urogallo, alce, ciervo, oso, cerdo salvaje, faisán... Esto lo hemos hecho los hombres durante millones de años".
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba