04 agosto 2008


Según publicó el Sunday Mirror en el año 2008, un hombre llamado Nigel Hewitt se suicidó tras años de intentar superar la marcha de su mujer, Angie, que decidió iniciar una relación con el rubio guitarrista de Status Quo, Rick Parfitt, tiempo después de conocerlo en un camerino tras un concierto en 1995 en Birmingham. Lo curioso del caso es el seguidor de Status Quo era el propio Hewitt y no su mujer, quien pasaba totalmente del grupo, de su música y de sus componentes hasta que su marido se los presentó. Rick Parfitt estuvo flirteando con Angie en todo momento. Con el paso del tiempo el acercamiento fue haciéndose mayor, y la cosa acabó en largas sesiones de cama a tres, para extraño regocijo de Nigel Hewitt, al que, según parece, le hacía ilusión que a su ídolo le atrajese su mujer. En la fase final, Angie y Rick Parfitt prescindieron de Hewitt para los referidos momentos íntimos y en el año 2003 ambos comenzaron una relación de forma regular, lo que sumió a Nigel Hewitt en una profunda depresión de la que ya nunca saldría. Acabó con su vida ahorcándose en su casa el 12 de marzo de 2008.

Safe Creative #1007176845076
Fuente: Sunday Mirror
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba