01 septiembre 2008


Cuando en julio de 1977 a Bob Marley le diagnoticaron un cáncer en el dedo gordo de un pie y los médicos le sugirieron la amputación para frenar el avance de la enfermedad, él se negó en rotundo y aquello sería su sentencia de muerte. Las células cancerígenas se diseminaron por su cuerpo y en 1980 un tumor en el cerebro lo dejó paralítico de cintura para abajo. Un año después, el 11 de mayo de 1981, fallecería en Miami, a los 36 años de edad. Sus restos mortales fueron enterrados en su Jamaica natal, en un bonito mausoleo, al lado de la casa donde pasó la infancia.

Safe Creative #1202051032590

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba