11 septiembre 2008


En 1968 Jimi Hendrix compró un local situado en el 52 West Eight Street, Greewnwich Village, Nueva York, con la idea de transformarlo en un club nocturno. Su técnico de sonido le convenció para que mejor lo convirtiese en un estudio; así el 27 de agosto de 1970 Electric Ladyland Studios abrió sus puertas. Desde entonces las salas de grabación no han cambiado prácticamente nada desde que Jimi estuvo allí: una todavía tiene las mismas pinturas que cuelgan en las paredes y sofás, y la otra, llamada "Purple Haze", aún tiene la consola de color púrpura. Diseñado por el arquitecto John Storyk, el estudio se realizó específicamente para fomentar la creatividad de Hendrix, con ventanas redondas y una máquina capaz de generar un ambiente de iluminación relajante con colores. Cuando The Clash grabó "Sandinista!" en estos estudios, juraron que el espíritu de Jimi añadió una línea extra de guitarra en el álbum. Tales afirmaciones pueden parecer extrañas, pero lo cierto es que hay puertas que se cierran solas, el suelo cruje y una magia especial puede ser detectada en el aire, o por lo menos eso dicen la mayoría de artistas que han pasado por el estudio de Jimi Hendrix.

Safe Creative #1007156832591
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba