26 septiembre 2008

El intento de secuestro de Nat King Cole


Nat King Cole sufrió en sus propias carnes el racismo de la América más profunda de los años 50, cuando alcanzó el éxito con sus canciones. Nat fue uno de los primeros artistas en fichar por la Capitol Records y vendió más de 50 millones de discos. También logró ser uno de los primeros artistas afro-americanos en tener su propio programa de radio y, más tarde, su propio programa de televisión llamado "The Nat King Cole Show", lo que irritó al Ku Klux Klan. A pesar de que el programa de televisión fue un éxito, duró muy poco en antena por falta de dinero. No conseguían anunciantes ni patrocinadores. Las compañías decían que si se anunciaban en el programa de Nat, nadie en el Sur de los Estados Unidos iba a comprar sus productos. En 1956 intentaron secuestrarle durante un concierto en Alabama y a raíz de este hecho anunció que nunca más volvería a actuar en los estados racistas del sur de Estados Unidos. Todo sucedió cuando tres miembros de la Asociación de Ciudadanos Blancos, asaltó al cantante mientras actuaba ante un público blanco en Birmingham, Alabama, con la intención de secuestrarlo. Cuando Nat King Cole iba por su tercera canción, "Little girl", tres hombres se acercaron corriendo por los pasillos laterales y lograron subir al escenario, tras evadir el control de la policía. Le golpearon con su propio micrófono tan fuerte que cayó sobre el banco del piano y se lesionó la espalda. Cuando otro de los asaltantes ya le había cogido para seguir golpeándole, pudo ser salvado por la policía que ya se estaba haciendo con el control a base de emplear sus porras, aunque a uno de ellos le costó que le partiesen la nariz de un botellazo. Después de recibir las primeras atenciones en el botiquín, Nat volvió a salir al escenario entre una estruendosa ovación que duró cinco minutos. Se dirigió al público: "Yo sólo vine a divertiros. Es lo que pensaba que queríais. Yo nací aquí, en Alabama. Pero estos tíos me han fastidiado la espalda. Y no puedo continuar porque tengo que ir a que me vea un médico". Los incidentes ocurrieron ante 4.000 espectadores blancos, que aunque no se sumaron a la batalla, tampoco hicieron nada para ayudar a Nat. El examen médico reveló que no había nada roto y Nat pudo dar un segundo concierto, que esta vez era para el público negro. Después volvió a Chicago a recuperarse suspendiendo los shows que tenía planificados en Raleigh y Charlotte. Los atacantes racistas fueron condenados a seis meses de prisión y Nat King Cole se convirtió en miembro de por vida de la NAACP (Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color) y juró no volver a poner los pies en su Alabama natal.

Safe Creative #1007156831983
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba