07 octubre 2008


En 1977 Ritchie Blackmore fue arrestado en Viena, Austria, por romper de un puñetazo la mandíbula a un policía. Blackmore tuvo que pasar tres días entre rejas hasta que por fin sus abogados consiguieron liberarle, tras pagar una multa de 5000 libras. Todos los intentos por llegar a tiempo al siguiente concierto programado en Múnich, Alemania, fueron inútiles. Los teloneros hacía ya un buen rato que habían acabado y ya quedaba poca gente en el recinto cuando Ritchie Blackmore, vestido todavía con la apestosa ropa que llevaba cuando fue detenido, por fin llegó al lugar. A pesar de la dificultades, el grupo Rainbow ofreció un memorable concierto que comenzó, eso sí, pasada la media noche.

Safe Creative #1007156831242
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba