28 noviembre 2008

El día que Tom Keifer perdió la voz


En 1991, durante la gira promocional del disco "Heartbreak Station", la voz de Tom Keifer, vocalista del grupo Cinderella, sin motivo aparente se volvió muy ronca y comenzó a hacer cosas extrañas. Poco tiempo después, Tom se sentó en el estudio de grabación de su casa y se encontró con que simplemente no podía cantar. Más aterrador que el silencio de su propia voz fue el momento cuando los doctores le dijeron que no sabían lo que le pasaba, que simplemente su voz se había ido. Después de recorrer numerosos especialistas por fin un médico en Filadelfia le diagnosticó una parálisis parcial en las cuerdas vocales del lado izquierdo. Tom había perdido toda la gama media de su voz y la cordinación en las cuerdas vocales, y literalmente tuvo que volver a aprender a cantar de nuevo. Además de un par de cirugías para eliminar un quiste y una hemorragia, tuvo que someterse a una intensa terapia durante 11 años para poder recuperarse de aquella extraña enfermedad.

Safe Creative #1007156830597
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba