23 agosto 2009

Los colmillos de vampiro de Peter Steele


Sin duda el aspecto físico de Peter Steele, vocalista del grupo Type O Negative, no deja a nadie indiferente. Sus 1,98 centímetros de altura, unido a sus más de 100 kilos de peso y a unos colmillos tan afilados como los de Drácula, le han servido, además de para posar desnudo en una revista erótica donde muestra todo su "poderío", para ganarse el sobrenombre de "el vampiro de Brooklyn". Y según parece, lo de Peter Steele es todo natural, incluidos los colmillos. Así lo afirmaba durante una entrevista en el año 2002: "¿Los colmillos? Bueno, uno me lo destrozaron, pero eran auténticos los dos hasta que me destrozaron este. Había un coche delante de mí. Por lo visto el tipo que iba dentro tenía un pie en el embrague y levantó el otro del freno. Estaba agachado buscando algo bajo el asiento y se empotró contra mi coche, y pensó que yo le había golpeado a él. Así que se bajó del coche, se acercó a mi ventanilla y empezó a decirme mierda en plan: 'Oye tío, ¿por qué me golpeas el coche?'. Le dije que yo no le había dado, que había sido él quién me había dado a mí. 'Estabas buscando tus drogas debajo del asiento y me has dado'. Y ya en plan, me da igual, para que se callara, me di la vuelta e intenté encender la radio. De repente sentí, ni siquiera dolor sino una enorme presión y calor en mi cara. Cuando me di la vuelta, vi como volvía corriendo a su coche con un martillo en la mano. Pensé que me había dado una bofetada y que igual ya llevaba el martillo desde antes en la mano. Le perseguí un rato pero se me escapó. Así que seguí mi camino mientras pensaba, que hijo de puta, el muy mamón me abofeteó. La boca me sabía a hierro, y cuando fui a juguetear con mis dientes con la lengua ¡me falta un puto diente! El tío me dio con el martillo en la cara. Me partió el labio. Encontré el diente en el suelo pero no me lo pudieron poner de nuevo. Bueno, lo puse bajo la almohada y... no, no me cayó ni un pavo".

Safe Creative #1007136812186
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba