19 octubre 2009

Bob Lynam, el sacerdote fan de Bon Jovi


Bob Lynam conoce a la familia de Jon Bon Jovi desde la década de 1980, justo desde que fue nombrado el nuevo sacerdote de la Iglesia Our Lady of Victories en Sayreville, en el barrio donde vivía Jon. Durante casi 20 años, Lynam, que en la actualidad es el pastor de la Iglesia Católica Romana de San Agustín de Canterbury en Kendall Park, ha ayudado a gestionar el Club de Fans Oficial de Bon Jovi. Todo comenzó cuando un grupo de jóvenes parroquianos le sugirió la idea de escribir una carta al cantante con el fin de que éste participara en un evento benéfico. Su intención era recaudar fondos para ampliar las instalaciones de un albergue para adolescentes llamado Covenant House. Debido a sus muchas obligaciones, Jon Bon Jovi no pudo acudir al evento pero envió en su lugar a su madre, Carol Bongiovi, quien donó varios objetos firmados por su hijo para que hicieran una subasta. La amistad entre la familia de Bon Jovi y el sacerdote poco a poco se consolidó, y éste terminó siendo un gran fan de la banda de New Jersey. Hasta tal punto llegó su admiración, que en la sacristía, al lado de varios objetos religiosos, creó un área dedicada exclusivamente a Jon Bon Jovi y su grupo.


Durante años fue coleccionando diversos objetos de memorabilia, como fotos, pases de backstage y recortes de artículos de prensa y revistas dedicados a la banda. Pero él no lo llama "el altar del rock". "No es una capilla 'Bon Jovi', pero se asemeja", declaraba este cura de 50 años de edad. Los objetos de su colección sin duda llaman la atención. Las parejas que visitan la sacristía para organizar su boda, con frecuencia terminan pidiéndole que interceda para que Jon Bon Jovi cante el día de su boda. La respuesta es siempre la misma, un firme y rotundo "no". A finales de los años 80, Bob Lynam acompañó a los padres de Jon Bon Jovi a Rusia, donde la banda iba a participar en el Moscow Music Peace Festival. Después de aquel viaje, el padre Lynam comentó que a los fans rusos les fue totalmente prohibido bailar durante el concierto y que había patrullas controlando para que nadie se saltara esa orden. Unos amigos del párroco le habían aconsejado que llevase cigarrillos, condones y medias de mujer para utilizarlas como trueque durante su estancia en Moscú. Y así fue como, con dos paquetes de tabaco, el padre Lynam pagó a un taxista que los llevó a él y a los padres de Jon hasta la Plaza Roja. Ahora, tras 25 años dedicados al sacerdocio, el padre Lynam viajará a Roma, donde será honrado por su trabajo con una misa especial que será oficiada en la Basílica de San Pedro. Lo que no se sabe es si Jon Bon Jovi y su familia le honrarán también por su trabajo y dedicación después de todos estos años.

Safe Creative #1007136811776
Fuente: My Central Jersey
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba