11 noviembre 2009


Sharon Osbourne, esposa de Ozzy Osbourne, es una mujer coqueta que no ha dudado en pasar por el quirófano para intentar mitigar el paso del tiempo en su cuerpo. Tampoco ha dudado en declarar orgullosa que se ha gastado miles de dólares en operaciones de cirugía estética para retocarse la cara, el cuello, los pechos, los brazos, el abdomen, el trasero y las piernas. Su primer aumento de pechos fue en julio de 2005. La mujer del Príncipe de las Tinieblas quedó tan contenta con los resultados de esta operación, que empezó a vestir con ropa muy escotada y ajustada para que todos pudieran ver los resultados. En más de una ocasión llegó a enseñar sus pechos totalmente desnudos en lugares públicos para que la gente pudiera admirarlos y fotografiarlos. Tal era su entusiasmo que no pudo resistir la tentación de mostrar sus nuevos encantos incluso a los amigos de su hijo, quien ante tal visión se quedó con la boca abierta y totalmente avergonzado. Así lo contaba su hijo Jack: "Mamá entró en mi habitación, se levantó la camisa y le preguntó a mis amigos: '¿Os gustan mis tetas nuevas?'. Yo no sabía dónde meterme". Pero estos hábitos exhibicionistas de Sharon terminaron cuando Ozzy Osbourne le dijo muy enfadado que esas tetas eran suyas, porque él las había pagado, y que no le gustaba nada la idea de que todo el mundo pudiera gozar de la vista de lo que sólo él tenía derecho de contemplar en privado. Desde entonces, Sharon Osbourne ha sido más comedida y no ha vuelto a enseñar sus pechos desnudos en público.

Safe Creative #1007136811608
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba