10 diciembre 2009

El primer tatuaje de Bon Scott


En 1963, con sólo 17 años, Bon Scott tuvo su primer encontronazo con la ley por culpa de una tumultuosa riña en un baile de barrio en Perth, Australia. El futuro cantante de AC/DC se enfrentó aquel día a un grupo de jóvenes que le faltaron al respeto a la chica que lo acompañaba esa noche. El incidente terminó en una gran pelea y Bon Scott acabó entre rejas acusado de agresión, resistencia a la autoridad, intento de robo de doce galones de gasolina (para el coche con el que huyó de la policía) y de haber dado un nombre y una identidad falsos a los agentes de policía que lo detuvieron. Bon Scott pasó nueve meses, hasta las Navidades de ese año, inmerso en la disciplina carcelaria del reformatorio de Riverbank, sin atreverse, siquiera, a recibir la visita de sus padres por lo avergonzado que estaba por lo ocurrido. Pero no hay mal que por bien no venga. A parte de librarse de la mili por sus antecedentes penales, allí se hizo el primero de sus célebres tatuajes, manifiesto estético de que había cruzado definitivamente la raya que le separaba de la gente "normal". Algún tiempo después Bon Scott sería nuevamente arrestado, en esta ocasión por posesión de marihuana, convirtiéndose así en uno de los primeros músicos de rock australianos en ser arrestado por esta causa.

Safe Creative #1007136811813
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba