22 marzo 2011


Si mezclas la pasión por la música con el deporte y las ganas de figurar puede salir un cóctel explosivo. Los equipos de la NBA lo saben muy bien y conscientes de que muchas veces el espectáculo está más allá de la pista de baloncesto, crearon la Dance Cam, una cámara de televisión que, durante los descansos en los partidos, va recorriendo las gradas para recoger lo que sucede entre el público. Esas imágenes son emitidas en directo en unas pantallas gigantes de vídeo llamadas Jumbotron. El público, sabiendo que gracias a la Dance Cam puede tener unos segundos de gloria, improvisa todo tipo de espectáculos. Incluso algunos van disfrazados a los partidos para que la cámara se fije en ellos. Todo aquel que logra salir en la pantalla central del Jubotrom también podrá ver su actuación colgada en la web de la NBA y hacerse famoso, como le pasó a Jeremy Fry. En el año 2008, durante un partido de los Boston Celtics, este joven escuchó los primeros acordes de la canción “Living on a Prayer” de Bon Jovi, y empezó a vivir la música de tal forma que logró que las cámaras lo enfocaran durante varios minutos. No sabemos si ese arrebato de pasión por el rock ya lo traía preparado de casa, pero lo cierto es que su coreografía entusiasmó a la Dance Cam y al público en general, y hoy en día Jeremy Fry es conocido en todo el mundo gracias a aquel memorable show.

Safe Creative #1103228786370
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba