27 mayo 2008


El 20 de diciembre de 1989, Estados Unidos invadió Panamá para liberar al país de un dictador malévolo y brutal, el general Manuel Antonio Noriega. Cuatro días más tarde, Noriega penetró en la embajada del Vaticano en la ciudad de Panamá, llamada "Pensión Laboa" por los frecuentes refugios que concedía el nuncio, Sebastián Laboa, a los más diferentes disidentes políticos. Para obligar a salir a Noriega de la embajada, el ejército de los Estados Unidos utilizó su arma más efectiva: la música del grupo AC/DC. Durante días los helicópteros americanos sobrevolaron la embajada mientras hacían sonar la canción "Highway to Hell" a todo volumen una y otra vez, hasta que por fin, el 3 de enero de 1990, Manuel Antonio Noriega se rindió ante las fuerzas de los Estados Unidos. Años después Brian Johnson, vocalista de AC/DC, dio su opinión al respecto y dijo: "Creo que después de esto el Papa ya no nos llamara nunca para tocar ante él".

Safe Creative #1007176845472
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba