24 octubre 2008


Sam Carter, un británico de 60 años de edad, salió del coma en el año 2008 gracias a la música de los Rolling Stones, más concretamente al oír la canción "I Can't Get No Satisfaction". Este hombre que llevaba diez semanas en coma con un pronóstico muy grave, en cuanto escuchó esta mítica canción, abrió los ojos y sonrió. Tiempo después, cuando se recuperó por completo, agradeció públicamente a los Stones que le hicieran regresar de nuevo a la vida.

Safe Creative #1206071770609
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba