05 noviembre 2008


En los años 80 los excesos con las drogas y la bebida bien podrían haber matado a los miembros del grupo Duran Duran, pero también pudo haberlo hecho la banda terrorista irlandesa IRA. En 1983, el IRA intentó asesinar al Príncipe Carlos de Inglaterra y a la Princesa Diana cuando se encontraban viendo un concierto de Duran Duran en el Teatro de Dominion en Londres. La tragedia fue evita gracias a Sean O'Callaghan, un ex miembro del IRA encargado de poner las bombas, quien informó a la policía del complot que se estaba llevando a cabo para matar a la realeza. Posteriormente se calculó que si el atentado se hubiera realizado habría matado a los miembros del grupo, a los Príncipes y a más de la mitad de las personas asistentes al concierto.

Safe Creative #1007156831471
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba