25 julio 2009


Cuando Michael Sullivan comenzó a trabajar en una exposición para el Museo del Sexo de Manhattan, se le ocurrió que con aquellos muñecos podría rodar una película. Su formación como animador y productor cinematográfico hicieron el resto. Aquella idea terminó convirtiéndose en un cortometraje, titulado Sex Life Of Robots, donde narra cómo sería la vida sexual de un mundo lleno de robots. El film gira en torno a una excitante institutriz que muestra a los bebés robots que tiene a su cargo todo lo que deben saber para introducirse en las artes amatorias. "Es como una película porno de otro planeta, con secuencias muy creíbles sobre la eyaculación de las máquinas", explicó Sullivan. ¿Y quién mejor para encarnar a la robótica niñera que la bellísima y sexy cantante del grupo Blondie? Sullivan, quien siempre ha sido un gran fan de Deborah Harry, se puso en contacto con ella por e-mail, le contó su proyecto y le pidió permiso para utilizar un molde que hizo de su cara en 1976. Debbie Harry aceptó encantada y de esta forma su rostro se convirtió en el protagonista del primer corto pornográfico de robots de la historia.

Safe Creative #1007136812643
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba