15 julio 2009


Karen Carpenter, junto a su hermano Richard, formó uno de los dúos más importantes de los años 70: The Carpenters. Karen se convirtió en el ídolo de millones de personas que amaban sus canciones. Fue portada de la mayoría de las revistas de la época y recorrió el mundo entero con su música. Desgraciadamente, la exitosa Karen sufría una enfermedad silenciosa que terminó por matarla en 1983, una enfermedad frecuente entre la población femenina americana pero de la que rara vez se hablaba: la anorexia nerviosa. Tras la muerte de Karen el mundo abrió los ojos sobre esta enfermedad que amenaza la vida de miles de personas. Revistas y periódicos comenzaron a publicar artículos sobre la anorexia y sus efectos devastadores. Los médicos, científicos y terapeutas, se pusieron a investigar sobre las causas de este mortal trastorno alimentario. Mucha gente comenzó a poner en marcha grupos de voluntarios para apoyar a las víctimas de los trastornos de la alimentación y se crearon clínicas especializadas.


La anorexia nerviosa puede provocar graves problemas cardíacos, que pueden resultar mortales. También puede causar una disminución de la presión arterial y la temperatura corporal, pérdida de cabello, pérdida del ciclo menstrual, y una disminución de proteínas en la sangre. Cuando se priva al cuerpo de alimentos, este debe buscar en otra parte los nutrientes, y, finalmente, comienza a alimentarse de proteínas musculares. El músculo cardíaco se debilita, y esto da lugar a ritmos irregulares del corazón y a la insuficiencia cardíaca congestiva. Además, la anorexia provoca un desequilibrio de electrolitos que causa anomalías cardíacas. En algunos casos, los cuerpos de los anoréxicos han digerido su propio sistema nervioso. Y eso fue precisamente lo que le pasó a Karen Carpenter. Karen murió repentinamente en la casa de sus padres el 4 de febrero de 1983, de un fallo cardíaco, con sólo 32 años. Desde entonces Karen Carpenter posee la triste distinción de ser la primera celebridad que concienció a toda una cultura sobre este terrible trastorno de la conducta alimentaria a través de su propio sufrimiento. Tiempo después el informe de su autopsia se hizo público con el fin de ayudar a todas esas personas víctimas de la anorexia.


Informe de Autopsia Caso #83-1611.

1. Resumen anatómico
2. Descripción externa.
3. Exámen Interno
4. Informe del Hospital

A partir de los hallazgos anatómicos y la historia pertinente, puedo certificar que la muerte se debió a:

Cardiointoxicación por emetina a consecuencia de anorexia nervosa.

Resumen anatómico:

I. Edema pulmonar y congestión

II Anorexia nervosa (clínica).

III Caquexia

IV Abdomen distendido

V Deshidratación.

VI Congestión de hígado y bazo.

VII Hiperplasia de nódulos linfáticos portales.

VIII Distensión del intestino.

Informe:

Descripción externa.

El cuerpo está desnudo y sin embalsamar y pertenece a una mujer de 32 años, blanca, bien desarrollada, delgada, la cual mide 64 pulgadas de largo y pesa 108 libras. El cuerpo está a temperatura ambiente. El rigor mortis está ausente. La lividez cadavérica está en las porciones bajas y no es fija, desapareciendo bajo presión. El cabello es marrón oscuro. Las pupilas están ampliamente dilatadas y son redondas, regulares e iguales. Miden 0,6 cm de diámetro. La esclerótica está enrojecida. La cavidad nasal está limpia. Hay un tubo endotraqueal en la boca. No se han visto anormalidades.

Los dientes son naturales. Los canales auditivos están limpios. No se observan heridas en el cuello. Se observa una pequeña abrasión superficial que mide 1/4 de pulgada en la zona precordial del pecho. El abdomen está distendido. Los genitales no muestran signos de lesiones o enfermedad.

Se observan múltiples marcas de agujas en la ingle bilateralmente. Las piernas no muestran signos de lesiones. Las uñas de los pies presentan esmalte transparente. Los brazos son delgados. Hay una aguja intravenosa en la fosa antecubital derecha. Marcas recientes de agujas se observan en ambas muñecas y en el dorso de la mano derecha. Se observa una abrasión superficial de 1/8 de pulgada en su extensión mayor en el dorso de la mano izquierda. Las uñas de las manos son largas y tienen esmalte rojo.

Examen Interno:

Cabeza:

El cuero cabelludo y el tejido pericraneal no evidencian heridas o enfermedad. El cráneo está intacto y no presenta fracturas. La duramadre está intacta y no muestra hemorragias, ya sean extra o subdurales. La aracnoides es delgada y transparente. El fluido cerebroespinal es claro. Las arterias del Círculo de Willis tienen su distribución anatómica normal y no revelan arterioesclerosis. El cerebro pesa 1210 gramos y no muestra alteraciones focales en su superficie. Efectuados múltiples cortes no se aprecian anormalidades en la corteza, materia blanca, ganglios basales, tálamo, cerebro medio, puente, cerebelo o médula oblongada.

Cuello:

Material espumoso de color rosado está presente en las vías aéreas a nivel de la laringe. No se observan obstrucciones. No hay contenido gástrico. La mucosa es imperceptible. No se observan anormalidades ni lesiones en la lengua. La laringe, tráquea y bronquios mayores no muestran anormalidades. El tejido blando del cuello no revela lesiones o enfermedad.

Cavidades del cuerpo:

Las cavidades pleural y peritoneal están libres de fluidos y las superficies son suaves y brillantes. La cavidad pericárdica contiene unos pocos centímetros cúbicos de líquido amarillento claro, las superficies son lisas y brillantes.

Corazón:

El corazón pesa 170 gramos y es pequeño pero de forma y configuración normales. La superficie epicárdica es lisa. El miocardio es marrón rojizo, firme y no presenta ulceraciones focales. La superficie endocárdica y las válvulas son normales. Las arterias coronarias no presentan arterioesclerosis ni anormalidades congénitas. La aorta presenta un engrosamiento y formación de placa mínimos. Las arterias pulmonares y los grandes vasos son macroscópicamente normales.

Sistema respiratorio:

El pulmón derecho pesa 450 gramos, al igual que el izquierdo. Las superficies son rosado rojizas y húmedas. La consistencia es suave y pastosa. La superficie al corte es rojo oscuro en los lóbulos inferiores y rosado pálido grisáceo en los lóbulos superiores. No se observan alteraciones focales y no hay evidencia de aspiración, neumonía o tumor a nivel macroscópico.

Hígado:

El hígado pesa 1820 gramos. La cápsula es marrón rojiza y lisa. El hígado está agrandado y sobresale debajo de los bordes costales. La superficie al corte tiene una apariencia marrón rojiza y no presenta alteraciones focales. La vesícula biliar contiene aproximadamente 10 centímetros cúbicos de bilis marrón amarillenta. No se presentan cálculos biliares. La mucosa es aterciopelada. Los ductos biliares extrahepáticos son apreciables.

Los nódulos linfáticos porta hepáticos están agrandados del tamaño de un guisante (o petit pois).

Bazo: El bazo pesa 140 gramos y está agrandado, la cápsula es gris purpúrea, lisa y tensa. La consistencia es firme. La superficie al corte es rojo oscura y muestra congestión.

Páncreas:

El páncreas es macroscópicamente normal. No se observaron alteraciones focales ni evidencias de tumores.

Tracto Gastrointestinal:

El esófago está dilatado y contiene jugos gástricos a nivel del esófago medio. Las porciones superiores del esófago son macroscópicamente normales.

El estómago contiene aproximadamente de 50 a 60 centímetros cúbicos de un material verde oscuro, seco y que tiene la consistencia de hojas secas de té. No se observan sólidos o alimentos identificables. No se identifican píldoras, cápsulas u otra forma de medicación. La mucosa es rugosa y se halla intacta, no hay úlceras u otras anormalidades. El duodeno está dilatado y está lleno de un material semilíquido amarillo verdoso. La mucosa está intacta. El intestino delgado está también distendido y lleno de un material semisólido amarillo verdoso y deshidratado. El apéndice es macroscópicamente normal. El colon también se halla distendido y dilatado con un material marrón verdoso deshidratado a nivel del sigmoide terminal.

El recto se halla vacío y no presenta anormalidades.

Sistema génitourinario:

El riñón derecho pesa 130 gramos lo mismo que el riñón izquierdo. Las cápsulas se desprenden fácilmente revelando una superficie lisa rojo purpúrea. Al corte se observa una buena diferenciación corticomedular.

Las cortezas y las médulas son normales macroscópicamente. La pelvis y uréteres son normales. La vejiga está vacía, su mucosa se halla intacta. La vagina está limpia, la mucosa se halla intacta. El cuello uterino es liso y pequeño. El útero es de tamaño normal, forma y configuración.

El miometrio es firme. El endometrio es grueso y mucoide, las trompas de Falopio están normales macroscópicamente. El ovario derecho es apenas notable. El ovario izquierdo contiene un cuerpo lúteo que presenta una hemorragia reciente.

Sistema endocrino:

La pituitaria, tiroides y glándulas adrenales aparecen macroscópicamente normales.

Sistema musculoesquelético: La médula ósea es marrón rojiza y jugosa.

No se observan traumas u otras lesiones a través de los músculos y huesos.

Firmado por:
Ronald N. Kornblum.
Jefe Médico Forense.
28 de febrero 1983.

Safe Creative #1007136812469
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba