23 junio 2010

Un tenista llamado Lars Ulrich


Lars Ulrich, batería del grupo Metallica, es hijo de Torbin Ulrich, un conocido tenista danés al que le hubiera gustado que su hoy famoso hijo hubiera seguido sus pasos, ya que desde niño le inculcó el amor por este deporte llevándolo consigo a todos los partidos que jugaba. El pequeño Lars tuvo como niñeros a tenistas tan famosos como Guillermo Vilas y Patricio Cornejo, quienes se encargaban de cuidarlo cuando su padre estaba en la cancha. Lars Ulrich llegó a ser tan bueno con la raqueta que incluso entró en el Top Ten juvenil en su ciudad natal. Sin embargo, el futuro batería de Metallica descubrió en 1973, a los 10 años de edad, que su verdadera pasión era la música cuando su padre lo llevó por primera vez a ver un concierto del grupo Deep Purple en Copenhage. Lars quedó tan impresionado con el espectáculo que en aquel momento decidió que la vida del tenis no era para él, quería ser músico como aquellos hombres que había visto encima del escenario. Los años pasaron y en 1980 su familia se mudó a Estados Unidos. Allí, aunque su padre lo inscribió en la famosa academia Nick Bollettieri Tennis Academy para que continuara practicando su deporte favorito, su vida dio un cambio radical. Lars puso un anuncio en el periódico local The Recycler para formar un grupo de rock. Una de las primeras respuestas que recibió fue la de un guitarrista llamado James Hetfield. Poco después nacería oficialmente el legendario grupo Metallica. En la actualidad Lars Ulrich ha vendido con su grupo Metallica más de 100 millones de discos y aún sigue jugando al tenis cuando sus obligaciones se lo permiten.

Safe Creative #1007116801360
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba