13 septiembre 2010


En el año 2005, un niño británico, llamado Corey George, entró en coma después de ser atropellado por un automóvil en la pequeña villa de Aberaman, en Gales del Sur, justo el día de su noveno cumpleaños. El niño se dirigía a una tienda de chucherías cuando, al cruzar la calle, un todoterreno le golpeó produciéndole graves lesiones en la cabeza. Dos semanas después del trágico accidente y como el niño no mejoraba, su madre pensó que tal vez sería buena idea hacer escuchar las canciones de su grupo de rock favorito. Y así lo hizo, le puso a todo volumen el álbum "American Idiot" del grupo Green Day y sólo una hora después, abrió los ojos y comenzó a mover los dedos de los pies y de las manos al compás de la música. Cuatro días más tarde abandonó la unidad de cuidados intensivos. Cuando la noticia llegó a oídos de los miembros del grupo Green Day, estos decidieron enviarle varios regalos y, además, mantuvieron una conversación telefónica con el pequeño Corey, que sin duda también ayudó a que se recuperara de sus lesiones. En la actualidad Corey George tiene 14 años y nunca olvidará que gracias a su grupo de rock favorito pudo regresar de la muerte.

Safe Creative #1009137312665
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba