30 marzo 2006

Los arrestos policiales de Mick Jagger


El 12 de febrero de 1965 Mick Jagger, Keith Richards y Bill Wayman de los Rolling Stones, fueron arrestados en México por comportamiento insultante al haber orinado en la pared de una gasolinera llamada Francis Garage, después de que el dueño de ésta, les negara el acceso al baño de hombres. Sus majestades decidieron hacer lo propio sobre la pared de la estación. A los 23 años, Jagger fue detenido en 1967 por tenencia ilícita de estupefacientes y condenado a tres meses de prisión. Tres días después de su arresto, la sentencia fue anulada y el cantante pudo abandonar su celda tras pagar una fianza de más de diez mil euros. La experiencia fue especialmente traumática para Mick Jagger: "Fue horrible", recordaría, una década más tarde, su satánica majestad. "Realmente es algo que hay que tratar de evitar. Me acuerdo que le pregunté al guardia si podía ir a hacer ejercicios con los otros presos. El tipo me miró y dijo: ¿Realmente no quiere ir afuera con los demás criminales, no? Además tuve que tener un trabajo, porque todos en la prisión lo tienen. Y me iba a anotar en la biblioteca, aunque salí antes. La verdad es que antes de que te condenen te tratan diferente, te dejan usar tu ropa y todo eso. Después te ponen el traje. Una tarde un tipo me tiro un ejemplar de The Times y la editorial hablaba a mi favor. A la noche estaba libre. En realidad volví otra vez a la cárcel, en Rhode Island, cerca de Boston, en 1975. Me arrestaron por tratar de evitar que Keith fuera arrestado. Creo que dijeron que obstruí a la justicia 'Hey, no le hagan nada, tenemos que hacer un concierto'. 'Okey, dijeron, tú también'. Pero por suerte tampoco me pasó nada en la cárcel esta vez". Jagger también estuvo detenido en 1972 por posesión de marihuana y por pegar a un periodista.
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba