04 agosto 2007

El Porsche de Janis Joplin


Janis Joplin pagó cerca de 3.500 dólares, a un distribuidor en Beverly Hills en septiembre de 1968, por un Porsche Cabriolet de 1965 y 356 caballos. Antes de la venta, el distribuidor lo había pintado de blanco. Janis, sin embargo, quería algo más acorde con una estrella del rock, y Dave Richards, amigo y roadie, creó un diseño psicodélico, que incluyó una imagen de Janis y su grupo cerca de la defensa izquierda delantera. El coche rápidamente se identificó con ella, que lo condujo por San Francisco, en donde vivía, y en Los Ángeles, en donde grababa. Siempre que lo aparcaba en alguna parte, los fans le dejaban notas debajo de los limpia-parabrisas o directamente le escribían en la carrocería mensajes de admiración. Una vez, mientras estaba de gira, el coche fue robado. El ladrón lo pintó de gris con un aerosol. Cuando el coche fue devuelto a su dueña, ella se encargó personalmente de encontrar un taller que pudiera restaurar el diseño original. Algunos meses después de la muerte de Janis en 1970, su familia dio el coche a Albert Grossman, dueño y presidente de la Bearsville Records. Él lo mantuvo Bearsville, Nueva York, donde fue utilizado para visitar artistas, amigos y a clientes. En 1973, él devolvió el coche a la familia de Janis Joplin y fue utilizado como coche familiar. El Porsche se ha restaurado varias veces a lo largo de los años. Se han recuperado los asientos, y la lona de la capota es nueva. El diseño de la chapa fue restaurado fielmente en 1994 por la tienda de pintura Center Theatre Company, situada en Dever. Actualmente el Porsche de Janis Joplin se encuentra en el museo de Whitney, en Nueva York.

Safe Creative #1012108042126

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba