07 febrero 2008

Tarja, la estrella que eclipsó a Nightwish


Tarja Turunen nació en la ciudad de Kitee, en Finlandia. A los seis años comenzó sus estudios musicales y a los dieciocho se decidió por el canto clásico. Fue por esa época cuando su amigo Tuomas Holopainen la invitó a unirse como cantante a su recién creado grupo Nightwish. Gracias a la impresionante voz de soprano de Tarja el grupo consiguió firmar con el sello discográfico Spinefarm Records, con quienes grabaron su álbum debut "Angels Fall First". Tarja por su parte seguía formando parte de la Savolina Opera Festival Choir, donde interpretaba óperas de Wagner y Dervi. La mezcla del heavy metal con la voz de soprano y el increíble carisma de Tarja les proporcionó un éxito inmediato, y la cantante se convirtió en el número uno, en la favorita de los fans del metal. Su rostro ilustró revistas de todo el mundo con grandes titulares y reportajes dónde se hablaba del gran talento de Tarja y su grupo. En ese momento comenzaron los celos del eclipsado líder Tuomas Holopainen, ya que todos los méritos y halagos iban dirigidos hacia la cantante. A pesar del creciente éxito de la banda, Tarja hizo tiempo para continuar con sus estudios y otros proyectos. La cantante fue coronada definitivamente en el estrellato cuando recibió la invitación, por parte de la Presidenta de Finlandia, para asistir al Palacio Presidencial para la fiesta del Día de la Independencia Finlandesa, el evento social más importante del país, que se realiza todos los años.


Fue nombrada la "Mujer mejor vestida de la fiesta" y la "Reina de la noche" por los medios de comunicación. Y para culminar un año extraordinario, el 19 de diciembre de 2003, Tarja interpretó, después de tres años, un concierto íntimo de Navidad. La pequeña Iglesia de Valkeala recibió a seiscientas personas quienes, de pie, aplaudieron cálidamente a la artista después de sesenta minutos de música de Navidad tradicional finlandesa, así como algunas arias de Bach y Mozart. Una vez más todo el protagonismo caía sobre ella y su grupo continuó siendo nombrado en los medios de comunicación como Nightwish, el grupo de Tarja. En el año 2005 la situación ya era totalmente insostenible y Tuomas Holopainen, corroído por los celos, decidió expulsar a la cantante por medio de una carta. Después de unos días, Tarja declaró en una entrevista que hacía bastante tiempo que la banda no se llevaba bien, puesto que Tuomas, componía los temas se los entregaba y ella ensayaba sola en su casa, luego se reunían y grababan los discos. La sueca Anette Olzon, con una voz muy dulce y hermosa, fue la escogida para ser la nueva cantante del grupo. Esta elección generó críticas divididas, pues su estilo es muy diferente al operístico de Tarja. Tarja, tras elevar al grupo a lo más alto y salir por la puerta grande, comenzó una exitosa carrera en solitario.

Safe Creative #1007196863562
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba