06 agosto 2008


Por el año 1975 Lou Reed, quien ya había empezado una carrera como solista, no estaba muy contento con su discográfica y quería dejar de grabar con ellos. Pero la RCA Records le obligó a cumplir con el contrato y grabar por lo menos un disco más. Lou cumplió con el contrato, pero el álbum que le dio a la productora, es probablemente, el álbum más inescuchable de la historia del rock. Lo llamó "Metal Machine Music" y es básicamente ruido de guitarras con mucha distorsión y diferentes velocidades durante 64 minutos. Lo más bonito que dijo la revista Rolling Stone del disco fue que sonaba "como el tubular gemido de un refrigerador galáctico" o "como una noche en una terminal de autobuses". El álbum ocupó el número dos en 1991 en el libro "Las peores grabaciones de Rock 'n' Roll de todos los tiempos" de Jimmy Guterman y Owen O'Donnell. En el libro dan las condolencias al ingeniero de sonido Bob Ludwig por tener que escuchar el disco entero. En el 2005, la revista Q incluyó el álbum en una lista de "Las diez peores grabaciones de grandes artistas", y ocupó el número cuatro en la lista de la misma revista de los cincuenta peores álbumes de todos los tiempos. Sin embargo, a pesar de las intensas críticas "Metal Machine Music" vendió 100.000 copias en los EE.UU. Hoy en día "Metal Machine Music" está catalogado como la inspiración de la música industrial y el noise rock.
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba