08 julio 2009

Cuando los fans atacan a sus ídolos


Muchas veces la admiración que sienten los fans les lleva a cometer ciertos atropellos que la mayoría de las estrellas del rock sufren con resignación. Para algunos de estos fans todo es válido: desde colarse en las habitaciones de los hoteles o subirse en medio de una actuación al escenario, a atacar a su ídolo con cualquier objeto para llamar su atención. La mayoría de las veces tan sólo buscan demostrar su "amor y admiración". Otras veces buscan sus 5 minutos de fama y, en los casos más extremos, que su nombre quede ligado para siempre al de su ídolo: por desgracia todos recordamos a Mark David Chapman, el asesino de John Lennon. En el Anecdotario del Rock hemos hecho una selección de vídeos con algunos de los ataques que las estrellas del rock han sufrido encima de un escenario, y sus consiguientes reacciones. Afortunadamente, en la mayoría de los casos todo quedó en un susto y en un mal recuerdo.

The Rolling Stones

En 1981 durante la gira American Tour de los Rolling Stones, un admirador se subió al escenario para estar más cerca de sus satánicas majestades. En cuanto Keith Richards se percató del asalto, y al no saber las intenciones del joven espontáneo, se defendió convirtiendo su guitarra en un arma con la que le golpeó en la cabeza.




Black Flag

En los años 80, durante un concierto de Black Flag, un joven provocó al vocalista Henry Rollins intentando arrebatarle el micrófono una y otra vez. Lo que aparentemente comenzó como una broma terminó por molestar a Rollins, quien le soltó unos cuantos puñetazos al más puro estilo de Mike Tyson.





James Keenan

¿Quién le iba a decir a este impetuoso fan, cuando saltó sobre el escenario, que su excéntrico ídolo Maynard James Keenan le haría una perfecta llave de lucha libre y lo mantendría inmovilizado durante un tan largo periodo de tiempo? Seguro que la próxima vez se lo piensa dos veces antes de volver a interrumpir a un artista cuando está haciendo su trabajo.





Sebastian Bach

La mayoría de nosotros conocemos a Sebastian Bach como un adepto vocalista y actor, pero el próximo vídeo demuestra que también es un muy talentoso gimnasta. Después de ser golpeado con un proyectil en la cabeza, Bach se sumergió en la audiencia con los pies por delante para dar su merecido al salvaje que le hirió en la cabeza.





Guns N' Roses

A Axl Rose, líder de Guns N' Roses, no le gusta que le deslumbren con los flashes de las cámaras mientras actúa, y así lo demostró en 1991 en St. Louis. Tras ver que los miembros de seguridad del lugar no hacían nada, decidió poner remedio a aquella situación lanzándose sobre el molesto fan que no paraba de hacerle fotos. Después de subir de nuevo al escenario abandonó el lugar, no sin antes lanzar un "Fuckin' St. Louis" por el micrófono. Aquello derivó en unos disturbios cuyo saldo final fue de varios heridos de gravedad, setenta detenidos y destrozos por valor de cientos de miles de dólares.





Robbie Williams

En esta ocasión el británico Robbie Williams fue pillado totalmente desprevenido, cuando estaba dando un concierto en Alemania, por un espontáneo fan que de un empujón lo tiró del escenario para después darse a la fuga. Robbie Williams cayó desde una altura de más de 5 pies, pero afortunadamente todo quedó en un desagradable susto y el cantante pudo continuar con su actuación.





Nickelback

Durante un concierto en Portugal, después de que algunas personas del público tiraran piedras, botellas y todo tipo objetos al escenario, Chad Robert Kroeger cantante y guitarrista del grupo Nickelback, detuvo el show y se dirigió al público con las siguiente palabras: "¿Hay algún fan de Nickelback en Portugal? ¿Seguro? ¿Quieren rock n' roll o quieren que nos vayamos a casa?". En ese momento alguien le lanzó una botella que le dio de lleno en la cabeza. Sus siguientes palabras fueron: "Hasta la vista", y, mostrando el dedo anular al público, abandonó el escenario seguido del resto de los miembros del grupo.





Misfits

El concierto que el grupo Misfits ofreció el 24 de agosto de 2008 en El Salvador, terminó abruptamente 20 minutos después de iniciarse debido a que una botella golpeó en el rostro al vocalista de la banda, Jerry Only.





Iggy Pop

Durante la actuación de Iggy Pop y The Stooges en el festival Glastonbury de 2007, fue el propio Iggy Pop el que invitó a la multitud a subir al escenario con él, cosa de la cual luego se arrepentiría. Uno por uno los asistentes del festival comenzaron a saltar la barrera de seguridad y a invadir el escenario. La diversión duró sólo durante la canción "No Fun", mientras el público bailaba alrededor de Iggy. Al terminar la canción Iggy pidió a la gente que se marchara del escenario, pero ya era demasiado tarde. Todos querían tocarle y estar cerca de él. "Bueno, esto es lo que pedí. ¿Ahora qué voy a hacer?", pensó el cantante. Sin perder los nervios Iggy cogió el micrófono e intentó engatusar a la gente para que abandonaran el escenario. Con voz serena y firme dijo: "Bien, esto es todo. Tened piedad. ¿Qué tal algunas normas? Por favor, cojan sus palomitas y helados". Finalmente todos abandonaron el escenario y la banda pudo continuar tocando.

Safe Creative #1311018996063
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba