07 mayo 2010


Cuando Gunner, el hijo mayor de Nikki Sixx, cumplió 14 años, su padre pensó que había llegado el momento de hablar de sexo con su adorable hijo. El bajista de Mötley Crüe preparó un discurso muy profesional lleno de términos técnicos y científicos, pero cuando llegó la hora de la verdad pensó que sería mejor hablarle de un modo más abierto y sincero para que se sintiera cómodo y le entendiera mejor. "Amigo, quiero que sepas que a lo largo de mi vida yo ya he visto de todo", le dijo mientras le daba unas palmaditas en la espalda. "Si vas a follar no olvides envolverte la polla en plástico, sino morirás. Ahora ya no es como en los viejos tiempos. Yo solía tirarme cualquier cosa que llevara faldas y lo único que tenía que hacer después era ponerme una inyección de penicilina para eliminar los bichos". Gunner abrió los ojos y con voz entrecortada exclamó: "¡¿Bichos?!" Después de aquella conversación, el joven Gunner se lo pensó dos veces antes de tener su primera experiencia sexual ante el temor de que aquellos bichos asesinos, de los que le habló su padre, le devoraran su aparato reproductor.

Safe Creative #1007116801254
Fuente: Rolling Stone
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba